Volvieron Ultraviolentos

Show: Los violadores
Estadio Luna Park
Domingo 24 de abril de 2016
El rock de hoy ni siquiera le ata los zapatos al de hace 20 o 30 años atrás. Y todos los días tenemos una muestra de eso. En esta ocasión de la mano de un grupo que supo patear las  puertas del rock nacional en años de la dictadura, con un mensaje bien claro y una energía que pocas bandas podían ostentar. Me refiero ni más ni menos que a Los Violadores.
El domingo los Viola volvieron a sacudir a los hoy cuarentones que fueron a buscar la locura y el instinto asesino de la dupla integrada por los amigos/enemigos Pil y Stuka. Uno desde el micrófono y el otro desde su filosa guitarra. Ambos desde sus letras. Letras que si no les prestaste atención, es hora de que lo hagas. Mensaje para vos pibe que hablas de punk; haceme caso y escucha un poquito a estos viejitos piolas que la curtieron de verdad.
Hoy todo esta fuera de sektor, tal vez no estuvo nunca mejor, cantaba Pil y seguro que era así. Se los veía felices, enérgicos, corriendo por el escenario como viejos piratas, sabiéndose reyes de la escena. La gente lo receptaba y se lo devolvía en cientos de cuerpos que revivían aquella rutina de llegar al escenario elevado por los demás (los pibes de hoy le dicen mosh) para después ser devueltos por la gente de seguridad al campo.
Una verdadera fiesta volver a verlos juntos sin que hayan envejecido, musicalmente hablando. La oportunidad de ver por única vez a la formación original con Sergio Gramática en la batería y el Polaco en bajo. Dicen, dicen que solo era por una fecha, pero vaya a saber que pasa si aparece una platita interesante.
El recorrido fue el de sus cuatro primeros discos (los mejores lejos) y la presencia de un invitado especial, el gran Geniol que participó en El Corregidor y en el único cover de la noche, El Ojo blindado de Sumo, quizás la única banda nacional respetada por estos muchachos allá por los 80.
Dos horas de potencia, rock, punk, new wave y suciedad. No faltó ningún tema. Represión, Bombas a Londres, Más allá del bien y el mal, Aburrido divertido, Revolución inter, Fuera de Sektor, Mercado indio y el final a toda orquesta con 1, 2 ultraviolento.
Sonaron mejor que nunca. Dieron clase de cómo hacer un show. Pero lo mejor fue que no perdieron vigencia musical ni en su mensaje. Hoy los Viola siguen pateando cabezas y despertando conciencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s